Oribe Peralta: el goleador discriminado

Cepillo brillo con tres goles en el partido de vuelta del Repechaje (Foto AFP)
Cada que se ‘viste de corto’ y entra a la cancha emprende una batalla en busca de goles y credibilidad.

Fue durante años un futbolista ‘promedio’ que naufragaba entre ser titular de forma esporádica y ocupar la banca la mayor parte del tiempo. Su pasado tuvo pocas luces en clubes como Monarcas (en donde debutó), Monterrey, Jaguares e incluso en una primera etapa con Santos.

Oribe Peralta es el modelo palpable de un delantero que con trabajo y perseverancia se abrió camino y logró salir del anonimato, para instalarse en un sitio de privilegio: la consolidación.

Tiene tres años en estado de gracia regalando actuaciones memorables que lo catapultaron a ser un indiscutible de la Selección Mexicana; sin embargo, su carácter reacio y la poca afinidad que tiene con los reflectores han provocado que no se le otorgue el reconocimiento que merece. Tremenda injusticia.

Para los de memoria corta hay que recordar que Oribe asistió a los Juegos Olímpicos de 2011 en Londres como emergente, luego de que Javier Hernández declinó, pues le dio prioridad a la pretemporada con elManchester United sobre la Selección Mexicana.

Peralta fue visto como un recurso de último minuto, sin imaginar el bienestar que brindaría a un equipo que, si de algo adolece históricamente, es de goles. El resultado todos lo conocemos: esa agrupación se bañó en oro con el de La Partida (su pueblo de origen) como su gran estandarte.

En el oscuro 2013 de la Selección Mexicana este hombre fue la única luz de un equipo sin rumbo y pese a ello volvió a aguantar injusticias; ¿o ya se nos olvidó que el Chepo cometió la osadía de mandarlo a la banca contraEstados Unidos en el Hexagonal?

A los 29 años la plenitud envolvió a Oribe, quien tiene el reto de mantener el nivel que ya alcanzó, e incluso superarlo. Los fantásticos goles que ha firmado con la Selección, en el torneo regular y en la Liguilla son equiparables a ‘pinturitas’ de las Ligas de primer mundo que vemos semana a semana en la televisión.

Le da el mismo valor al uso de los pies y la cabeza; piensa y ejecuta, no es un delantero dependiente; juega y hace jugar; define y asiste; aprende e ilustra.

En la batalla por ganar credibilidad y evitar ser ‘discriminado’ por no ser mediático, Peralta gana por goleada, y el ‘medio’ poco a poco se ha ido sumando a esta victoria.

Oribe le gritó al mundo que para dejar la medianía no existe mejor receta que el trabajo y la fe en uno mismo.

Fuente:Azteca Deportes
Compartir :

Publicar un comentario

 
Copyright © 2013. Estadio Videos - All Rights Reserved
by Estadio Videos
Proudly powered by Blogger